Sense8

Posted by in Fandom, Personal

No suelo escribir estas cosas en caliente, por dejarme influir lo menos posible por el calor del momento. Pero hay veces que tiene que ser diferente. Hoy lo hago con la música de los créditos de fondo, una canción preciosa que recomiendo que os pongáis mientras leéis.

Esta ha sido una serie que me ha tocado, una de esas que te afecta de verdad y que tiene historias, momentos o frases que es casi como si fueran dirigidos hacia tí. Supongo que es intencional, 8 protagonistas con diferentes personalidades que en realidad forman un solo protagonista. Extraño, sí, pero funciona a la perfección. En los 8 encuentro algo con lo que identificarme, algo que puedo decir que he sentido o que siento. Y eso también será intencional, o tal vez sea que conecto más con los que la han creado. Particularmente con Straczynski, con el que siempre he tenido una suerte de cercanía en todas las historias que ha contado (desde Babylon 5 hasta aquí, pasando por Spiderman o Midnight Nation).

O simplemente será por la época en la que la he visto, que me ha afectado más de lo que “debería”. O yo que se. Lo más probable es que sea un poco de todo a la vez. El primer capítulo fue… raro. Me gustó y no me gustó, tardé 4 o 5 días en volver a ver el segundo, no me nacía verla. Pero a partir del segundo… Te das cuenta de que esta serie está dividida en capítulos porque no tienen otro remedio, porque no es una historia para ver fragmentada. Es como un río que avanza, no tiene divisiones y simplemente empieza y acaba y toda partición que le hagas parece artificial. Esa impresión me causa el ver esta historia dividida en capítulos.

He visto historias que me tocaban a mí, otras que tocaban a la gente que más quiero, otras que tocan a los que no quiero ver, otras que tocan… otras que tocan algo más pronfundo que a mí mismo.

No estoy siendo coherente, pero me da igual, estas cosas no se escriben así para ser coherentes.

Simplemente, quiero dejar una sensación, la que me ha creado esta historia. Esa mezcla entre felicidad y tristeza, entre calidez y dolor, entre sonreír y llorar.

Compartir en...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn