Proyectos y fallos

Posted by in Dev, Personal

Soy un tío inquieto. No puedo parar de comenzar cosas, con los problemas que eso conlleva. Cuando estoy comenzando con una cosa ya se me está ocurriendo otra, y cuando estoy con esa otra me ofrecen otra y me lanzo a ella.

Con el tiempo he aprendido a llevar esto y mi autocontrol ha mejorado muchísimo a la hora de lanzarme de cabeza y a ciegas a proyectos que no se ni dónde van a acabar. He aprendido a dejar proyectos cuando tocaba dejarlos y no lanzarme a otros cuando estoy con otros. Aún así, llevo varias cosas a la vez, es inevitable en mi carácter.

No puedo estar haciendo una sola cosa, tengo que estar en al menos dos proyectos para estar tranquilo, para sentir que aprovecho el tiempo. Pero eso puede provocar grandes problemas.

Cuando quieres comenzar muchas cosas, acabas dejando muchas también, o prestándoles poca atención. Y eso desgasta sobre todo si en esos proyectos colaboras con otra gente. Genera rencores, rencillas y mala leche a nivel personal. Personalmente, me ha causado bastantes problemas con la persona que menos quiero tenerlos. Por iniciar y no terminar. Por iniciar y decir que estás cuando no, por dejar pasar el tiempo estando y no estando.

Sobre todo este último palo me ha enseñado a no abarcar sin pensar en si podré abarcar, en no dejarme llevar por la ilusión del momento y pensar en frío. Porque estar contento en el presente no sirve de nada si en el futuro vas a estar jodido y vas a joder a otros.

Esta entrada iba a ser un pequeño comentario de los proyectos en los que estoy, pero esto es más importante. Es en lo que hay que pensar antes de embarcar.

Compartir en...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn