Creatividad y desarrollo personal: mi impulso para hacer juegos

Posted by in Dev, Personal

¿Qué impulsa a alguien a querer hacer videojuegos? ¿Cuál es el motor de alguien con ese perfil? La pregunta tendrá tantas respuestas como gente que la responde, cada persona es un mundo y cada una quiere acercarse por unos motivos diferentes, pero en mi caso son la creatividad y el desarrollo personal.

Soy una persona que no puede estarse quieta, siempre está embarcándose en proyectos (durante años incluso de manera compulsiva, en cosas que sabía que no iba a poder desarrollar bien, ahora de manera mucho más consciente y moderada). Y todo eso fruto de que mi cabeza no para casi nunca. Y esas cosas tengo que sacarlas de alguna manera. Al principio, escribiendo relatos, luego con prensa del videojuego (primero en Fangames.es, luego en Vorpaline.es (ya extinta) y el última instancia en Xenogames.net). Esa época ya pasó para mí, ya hice lo que tenía que hacer ahí, aprendiendo lo que tenía que aprender y tocó pasar página.

Conste, ninguna de estas cosas fue un paso consciente al camino que estoy llevando ahora, pero todas han contribuído un poco. Escribir, para desarrollar mi creatividad más básica. El periodismo de videojuegos, para ver más allá de lo que habitualmente había visto y aprender a destripar como funciona un videojuego ya aprender de la industria. Todo eso ha contribuido para que hoy día, como cuando era un adolescente, quiera hacer del videojuego mi medio de vida.

No buscando ser un currito más que simplemente pica código (sin despreciar el arte que es la buena programación, ojo), necesito algo más para expresarme que el código. Necesito contar historias de una manera que con otros medios es imposible. Necesito soltar lo que llevo dentro. También quiero crear objetos con los que disfrutaría jugando, o con los que habitualmente no y aprender a ver el medio desde otra perspectiva.

Luego, el desarrollo personal. Esto es algo tal vez un poco más inesperado el verlo como motivación. Desde hace un tiempo, gran parte de los pasos que voy en mi vida tienen dos motores: el desarrollo personal y algo relacionado con ese paso. Busco que todo lo que haga sea algo que me marque de una manera o de otra, algo que me mejore como persona.

Ya sea un reto cuya superación me lleve a aprender algo sobre mí o sobre, simplemente, la superación de retos. Ya sea buscando tener una nueva aptitud o actitud ante la vida y ante lo que me rodea. Lo que sea, pero intentando mejorarme como persona. Y, aunque no lo parezca, hacer jueguicos tiene todo eso.

Porque es un camino muy duro, un camino lleno de baches, pocos apoyos normalmente, incomprensión de gran parte de tu familia, normalmente absoluto desconocimiento de lo que cuesta hacer la mayoría de las cosas por parte de casi todo el mundo. Ver como la gente critica cosas que son absolutamente lógicas o necesarias en un desarrollo porque no cuadran con lo que ellos quieren, pensando en que tarde o temprano tú lo vas a acabar recibiendo.

La verdad es que mirar hacia el futuro da puto miedo, porque todo es absoluta incertidumbre y no saber en qué pijo vas a acabar. Pero no encuentro nada más motivador, ningún reto más estimulante que este.

Compartir en...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn